El estado siempre es confesional

Te engañaron. Aunque la constitución diga que el estado es aconfesional, es mentira. El estado no existe. Es un constructo mental inexistente, abstracto. Sólo existen los hombres que detentan la representación que les otorgamos. Y esos hombres nunca son asépticos ni neutrales. Y si, todos son confesionales.

Credo laicista

Por lo tanto, lo que hemos ido viendo en los últimos años es un cambio de confesionalidad. Hemos pasado del estado confesional católico o con inspiraciones cristianas al estado confesional laicista. Este nuevo credo denominado laicismo tiene las siguientes características:
  1. Su dios es el estado. Este nuevo Yahvé, que significa "el que es" da sentido y existencia a todo en la vida corriente de todos y cada uno de sus creyentes/ciudadanos.
  2. Tiene su jerarquía eclesial o clero: presidente del gobierno, ministros, secretarios, delegados del gobierno, presidentes y parlamentarios autonómicos, consejeros,... que viven en palacios y dachas con servicio pagado por los adeptos y yizias varias que se obliga a pagar a los no creyentes para sustento del credo y sobre todo, del clero laico.
  3. Este credo tiene su Torá, sus propios libros sagrados: la constitución, el código civil, los estatutos de autonomía,...
  4. Tiene sus liturgias: minutos de silencio masónicos, sus días de fuerzas armadas, sus constituciones del parlamento,...
  5. También tiene sus fiestas de guardar en las que se enaltecen los principios fundamentales del régimen: el 6 de diciembre en el que se celebra el día de la constitución o día de la Torá laicista, el 8 de marzo día del hembrismo, el 28 de junio, dia del igual dá, el 31 de diciembre, fin de año en el que se celebran las fiestas de invierno al estilo romano, el 31 de octubre, día de "dios padre" de la mentira, también conocido como Halloween, el día de celebración de la comunidad autónoma en el que se enaltecen las boinas cercanas,...

Sacramentos

Esta religión tiene también sus sacramentos que administra próvidamente. El sacramento es un signo sensible, instituido por el dios-estado, por medio del cual el estado produce o aumenta la gracia santificante en los fieles y concede las gracias específicas de cada sacramento. 
Los fieles cuentan con siete sacramentos: 
  1. Bautismo, donde los padres están obligados a realizar una fiesta de bienvenida del recién nacido entre los familiares y donde reciben regalos para el nuevo hijo que ayudan a la familia en los gastos.
  2. Confirmación, que se practica en los comienzos de la adolescencia en viajes fin de curso que son ritos iniciáticos de confirmación en la vida adulta de los jóvenes o con fiestas de 16 años para las niñas.
  3. Eucaristía, tomada frecuentemente por los fieles. En la nueva fe, no se soportan ni el dolor, ni la muerte. La eucaristía está constituida por todo aquello que las obvie y abrevie: drogas, barbitúricos, prozac, alcohol... aborto,
  4. Penitencia, constituída por un abundante código penal, de circulación, hacienda, ayuntamientos,... siempre dispuestos a perdonar tus pecados (transgresiones de la ley vial, fiscal o penal) mediante una módica cantidad de dinero (recordemos que la nueva fe adora a mammona) y estancias pagadas en monasterios apartados donde los transgresores son reeducados denominados eufemísticamente "establecimientos penitenciarios".
  5. Unción de enfermos o eutanasia, en la que se facilita el adiós a los seres queridos.
  6. Orden sacerdotal por medio del cual, un ciudadano anónimo queda constituido como político y es aceptado en el partido. Una vez integrado en el orden sacerdotal laico, ya puedes oficiar sacramentos como el matrimonio laico.
  7. Matrimonio civil, uniones de hecho, amancebamientos,...

Importancia de las fiestas de guardar

Se nota la importancia de las fiestas y signos a exaltar porque, con la sobreactuación del converso, no tienen bastante con un triduo, ni con una octava o una novena, a la manera en la que se hacía en la religión anterior. NO. Tiene que emplear todo el mes anterior preparando con diversos actos la celebración, estirando hasta el paroxismo la propaganda. Así, varias semanas antes del 8M y tiempo después, se van calentando motores para el triduo festivo máximo del credo: el 8M, Haloween y el día del orgullo Gay o directamente día del orgullo, como bien entienden los adeptos con acertada clarividencia.

Transición

En este proceso de cambio de credo, es de capital importancia acabar cuanto antes con el antiguo credo. En este sentido, se están siguiendo los eficaces métodos empleados por el catolicismo con las fiestas paganas. Así, el laicismo sustituye unos ritos por otros: 
  1. Las bodas se hacen ahora por el nuevo rito civil en las nuevas iglesias laicistas que son los ayuntamientos.
  2. Los funerales se ofician ahora en los tanatorios, no en las iglesias católicas.
  3. Se tendrá que crear los nuevos ritos de despedida a los muertos vía eutanasia.
Tiene sus nuevos sacerdotes constituidos por legiones de psicólogos y pedagogos. Pero los sacramentos se administran siempre previo pago, porque si algo tienen claro los fieles es el dios al que adoran: Mammona, el dios del éxito, del dinero y del poder. Dios a quien no dudan en sacrificar su propia vida o la de sus hijos en el altar del aborto o la de sus viejos en el altar de la eutanasia.
Existe un credo que todos los conversos recitan públicamente para ser aceptados en la nueva fe.
Y así, poquito a poquito, suave, suavecito, des-pa-cito, vamos paulatinamente sustituyendo la rancia fe de nuestros ancestros equivocados por la nueva fe mucho más adaptada a la vida moderna y a nuestras necesidades actuales.
Y, por supuesto, toda fe, debe pasarse de generación en generación. Y para ello, coherentemente, hay que incluir la catequesis de la nueva fe en la escuela mediante asignaturas de formación del espíritu nacional.

Comentarios

Entradas más populares